René Magritte. Maestro del surrealismo.


Caminando por una calle de adoquines antiguos, llegué al final de la cuesta y en una plaza donde un caballo se erguía con su soldado encima del lomo , divisé a lo lejos un espejo donde en su interior se hallaba una figura recortada con la forma de un hombre y bombin.

Me acerqué y al asomarme al gran ventanal, me hallé en el interior de René Magritte el cual se había colado dentro de mi , o más bien, yo dentro de él ... o esto es lo que tiene el surrealismo que lo que vemos a veces no sabemos si es producto de un sueño o conforma parte de la realidad.

Así es como yo me topé sin querer con el museo de uno de los pintores más emblemáticos de su época en mi viaje por Bélgica la cual aprovechando ésta entrada os recomiendo visitar.

(Pinchando sobre el nombre de la ciudad podéis leer un enlace que os he dejado de mi cuaderno de viaje, y seguro que después de haberlo hecho la probabilidad de que vayáis habrá incrementado)

Os dejo para vuestro deleite con algunos de los cuadros que más me gustan de Magritte:


 

 



¿Qué es lo que nos gusta del surrealismo? ¿Quizás la extrañeza de las imágenes
 que no esten dispuestas a lo que estamos acostumbrados?

L’Amour désarmé (Love Disarmed)




Un artículo que leí en el blog 20 minutos, nos arroja datos curiosos sobre Magritte: 

 
" No había cosa que más le irritara que el intento de los críticos por analizar su obra en búsqueda de símbolos y significados ocultos. Su idea del éxito era que los cuadros carecieran de cualquier explicación que valiera para satisfacer la curiosidad del espectador.
 
Reflexionaba en silencio, sin necesidad de hacerse notar  (contrastando con artistas como Dalí) no le gustaba dejarse ver y se ocultaba en la normalidad de la rutina diaria, sin estridencias ni sobresaltos, volviéndose invisible para el mundo real. "
 
 
 
 
También hizo las siguientes declaraciones: 
 
-Detesto mi pasado y el de otros. Detesto la resignación, la paciencia el heroísmo profesional y los sentimientos obligatoriamente bonitos. También detesto las artes decorativas, el folcore, los anuncios, las voces comunicando anuncios, el aerodinamismo, los boy scouts, el olor a naftalina, los acontecimientos del momento y la gente borracha. 
 
 
El pintor sin duda alguna vivió de acuerdo a éstas frases, hablando muy poco de si mismo. Quizás también el hecho de que su madre se suicidará en el rio Sambre, le marcó profundamente.
 
En sus últimos años de vida retrató con insistencia al hombre del bombín, muchas veces sin rostro o dado la vuelta, como reacio a aparecer ante el mundo, contagiado de la invisibilidad de su creador: Le fils de l’homme es un autorretrato. “Hay un interés en lo que está oculto y en lo que la parte visible no nos enseña. Este interés puede producir un sentimiento bastante intenso, una especie de conflicto, se podría decir, entre lo visible que está oculto y lo visible que está presente”, declaró enigmático en una entrevista un año después de pintar el cuadro.




El autor dijo poco más del cuadro, que pese a ser uno de los más célebres, no está comentado con demasiada intensidad por los estudiosos. La obra ha sido vista como una alusión al pecado en la vida moderna, como una representación de Adán encorbatado… Magritte sin duda se hubiera dado la vuelta al escuchar esas hipótesis, dando la espalda al teórico de turno que trata de inmiscuirse en el universo hermético del hombre del bombín..."

 Lo inesperado proporciona información; lo que se espera 
que suceda con seguridad no nos dice nada, es lo normal.

Retrato realizado por el fotógrafo Duane Michels
del que ya os hable anteriormente.



Una de las últimas  "monadas" que me he encontrado por la Red ha sido ésta de:
 versiones de cuadros de Magritte versus Mario Bros.

 
 


 

Pincha AQUI en el enlace para verlas al completo.


Por último dejaros con ésta imágen que no se puede decir que sea de mis favoritas, pero me gusta por la controversia y semblante que deja al que la mira, y a través de la afirmación de la frase dejar pensando al interlocutor . Reprochandole  asi a  Magritte lo que en su época miles le dijeron por no estar de acuerdo con lo que pinto. Tal y como leí sobre éste cuadro, realmente no es una pipa. Es un dibujo de una pipa. Y ante tal hecho claro : Ceci  nést pas une pipe


Ante esta aclaración, ya no deberías de decir nunca más:



Para finalizar ya sabéis que me gusta obsequiaros con cosas curiosas que me encuentro por internet como esta peculiar 
 pipa y el pasaporte de  René Magritte junto a  su mujer Georgette Magritte Berger. Y varias fotos , también con su esposa, que la verdad me han encantado, porque creo que pueden reflejar mucho de su relación, y me la imagino muy bonita...





Quizás te interese también esto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...