Cuaderno de viaje. Praga y alrededores.

Decir Praga es recordar a   Franz Kafka , al astrónomo Johannnes Kepler , al pintor Alfons Mucha o Jan Hus predicador contra la corrupción de la iglesia , quemado por hereje. Es el recuerdo de las victimas del Holocausto.  La revolución del terciopelo o asesinato del rey Wenceslao de manos de su hermano.


Pero también es la ciudad de los puentes, y de los atardeceres a través de ellos. Son paseos por sus inmensos parques y jardines.  Es el reloj de la Plaza vieja congregando a millones de turistas cada vez que marca la hora. El repicar de sus campanas y  ver la magia a través de sus agujas, y hacer aparecer  al gallo y el desfile de marionetas de madera emulando a los doce apóstoles desde su interior. 

Es mirar hacia arriba en una calle cualquiera, para descubrir en sus majestuosos edificios,  unos ojos mirándote  sin contemplación. Sus gárgolas, y estatuas te vigilan como turistas intrusos de su Historia.




Pero una de las cosas que más me gustó de Praga sin duda alguna fue, el día que me encontré un piano por la calle. Estaba lloviendo a mares, veníamos de ver el cementerio judío. Nos resguardamos debajo de algo que parecía un edificio  importante. Una hombre deslizaba sus hábiles dedos por las notas blancas y negras.

El tiempo parecía que se había detenido, seguía lloviendo, sin embargo el frío y agua que me había calado hasta los huesos parecía que nunca habían existido en realidad. Cual Hamelin y su baile de ratas, nos retuvo durante largos minutos escuchando melodías de viejas películas. Cuando dio por terminada su función, pensé que al volverse pasaría una gorra para pedir algunas monedas. Pero lo que me sorprendió gratamente, fue que éste señor era un peatón espontáneo que se puso  a tocar ese piano que esta a disposición de quien lo quiera utilizar. 

El piano atado a una cadena al suelo, me hace recordar que ésta ciudad, llena de magia fue cuna de artistas de la música, y que  Mozart que también estuvo en Praga quizás fuera el culpable de querer inundar sus calles de música desde el rincón más insospechado…
  



Después de volver de Praga, decidí como ya hice en otras ocasiones (Edimburgo, Portugal) hacer éste pequeño cuaderno de viaje, para las personas que vayan a viajar aquí, con el fin de  poder recomendaros sitios para visitar, así como algunos consejos útiles que espero que os sirvan. 

En ocasiones, podréis pinchar sobre algunos nombres que os aparecerán en azul. Esto os llevará a un enlace directo de la página web del sitio del que os hable para que todo sea lo más interactivo, ameno y útil.   

Empecemos con lo más importante que seria la planificación de los sitios a visitar. Las áreas más importantes a tener en cuenta serían 5 que son las siguientes:

Staré Mesto: La Cuidad vieja
Mala Strana: La Ciudad pequeña
Hradcany. Zona del Castillo
Nové Mesto: La Ciudad nueva
Josefov: Barrio judio

Qué ver en cada zona:
Stare Mesto:















Casa Municipal. Por fuera el edificio es majestuoso y muy bonito. Dentro tiene una cafetería bastante bonita que parece de película. Yo imaginé que bien podrían  rodar alguna escena de estas donde hay unos hombres de negocios almorzando en una mesa y se  acerca un mafioso y dispara a uno de ellos…

Clementinum. Se compone de la biblioteca barroca , torre astronómica y capilla de los espejos.

A mi me gusto especialmente la biblioteca, la pena es que soñé con que iba a pasear entre las grandes y altas estanterías de libros que según se veía en el folleto, pero ésta era sólo accesible desde la puerta donde asomabas tu cabeza y admirabas todos esos grandes y gordos tomos que me recordaban alguna escena de Harry Potter . Aun así merece la pena visitarlo, sobre todo porque desde la torre hay una vista de 360º de la ciudad. Para finalizar llegamos a la capilla de los espejos y dónde esta el famoso órgano donde tocó Mozart.


Es el más famoso de los puentes de Praga, a la vez que  el más viejo y uno de los más antiguos de toda la República Checa. Tiene una longitud de 516 metros y un ancho de casi 10 metros. Esta decorado por 30 estatuas que son sin duda alguna las que le dan un aire de misterioso sobre todo si paseas sobre éste ya llegada la noche. Durante el día la cantidad de gente que pasa por ahí es impresionante y para que no os tengáis que imaginar el hormiguero, para muestra un botón:




Mala Strana

Dando un paseo cruzando éste puente, llegaréis a la Isla de Kampa desde la cual podréis ver otras perspectivas de él a la vez que disfrutar de los cisnes que andan por ahí asi como de un molino de agua.


Más adelante os encontraréis con el  famoso muro de John Lennon, el cual se encuentra en la plaza Velkopřevorské náměstí. El origen de éste data de 1980  cuando tras su muerte, apareció un retrato del cantante junto a frases de apoyo a la vez que desafiadoras de la autoridad. La policía procedió al borrado de las mismas pero cada vez que lo hacían , las pintadas volvían a repetirse apareciendo además trozos  de canciones de los Beatles. Hay que recordar que en esa época , las canciones del grupo estuvieron prohibidas en el Este de Europa. Se puede entonces considerar que se trataba de una rebelión pacífica proclamando la libertad de expresión.  



  
Paradójicamente Lennon nunca llegó a visitar ésta ciudad, 
pero hay hasta un bar llamado así que ha sabido sacarle partido al muro. 


En esta zona  se encuentran también las famosas iglesias de San Nicolas y Nuestra Sra. de la Victoria.

Y aunque la primera esta considerada como una de las iglesia barroca más bonita de Praga no visité su interior, ya que después de haber visto ya unas cuantas no me daba el cuerpo para más, por muy bonita que fuera.

Disfrutando de esta manera un poco más de las  calles y puentes,  o sentarme en una terrazita de un bar a descansar mientras nos tomábamos algo tranquilamente, sin necesidad de ir con las prisas características que solemos tener los turistas...





Pillada romántica ^^ 

Desde Mala Strana se llega  al Monte Petrin. Se sube en un funicular que se coje desde la calle Ujezd y una vez que estas arriba llegaremos a una torre con estructura muy parecida a la  Eiffel de Paris, pero con una altura bastante inferior, de tan sólo 60 metros, pero que desde la cual se ven unas vistas impresionantes.



Yo fui al atardecer, y se nos hizo de noche en la torre. Podríamos haber comprado de nuevo un billete para bajar en el funicular, pero decidimos hacerlo andando, bordeando el sendero que había por los parques que rodean Petrin. Y aunque la experiencia fue bonita, -sobre todo si hablamos fotográficamente- realmente pasamos un poco de miedo, porque no había nadie  a esa hora y estaba bastante oscuro. Quizás ese paseo realizado de día en vez de por la noche , sea más aconsejable.

Por cierto recomiendo pagar la entrada que incluye subir en ascensor hasta la última planta. Y no es que sea una vaga, pero subir todos esos escalones por amor al arte, habiendo ascensor merecía la pena. Sobre todo después del cansancio acumulado de los días anteriores incluyendo agujetas.


Hradcany

Aquí esta el famoso castillo que os recomiendo visitar al cien por cien por ameno, entretenido, bonito y sorprendente. Y aunque se tarda unas 4/5 horas en ver todo, (incluyendo los jardines) no se hace para nada pesado. Realmente es como si en vez de ir a ver un castillo te adentrases en un poblado y dentro de éste existiesen muchas áreas distintas entre si a visitar.

Para  subir hasta ahí arriba lo hicimos en  tranvía ya que el camino es considerablemente empinado. Para bajar, lo podéis hacer andando y así disfrutar de las callejuelas, casas, y ambiente que os vais a encontrar por el camino, donde quizás os paréis a comeros uno de sus famosos creps o unos dulces llamados trdelnik.


Dentro del castillo esta la Catedral gótica de San Vito, con unas cristaleras preciosas donde os invito a ver si descubrís en uno de sus ventanales una obra escondida que hay de Alfons Mucha.



También veréis el famoso callejón de oro donde vivió Kafka en el número 22, y que a día de  hoy conserva  las mismas  casas reconstruidas , y en cada una de ellas, varias representaciones cotidianas de su interior de como fueron en esa época. Debe su nombre a que en ella vivieron durante un largo tiempo los orfebres de la zona.

Según he podido constatar con wikipedia, también se conoce a éste callejón como “la calle de los alquimistas” , debido a una leyenda que cuenta que se alojaron unos alquimistas (en realidad se trata de otra calle más cercana) que intentaron transformar el hierro en oro para el rey Rodolfo II y producir la piedra filosofal y el elixir de la vida.


Otros sitios incluidos en la visita son el antiguo palacio real, la basílica de San Jorge , la torre Daliborka (cárcel), torre negra blanca y de pólvora. Para ver todo el conjunto de elementos que os he dicho compraros la entrada general que cuesta unos 14€ .


Nove Mesto

Aquí se encuentra la Plaza de San Wenceslao que realmente no es que sea espectacular ni especialmente muy bonita,  pero si es un lugar de gran importancia ya que se trata de un lugar histórico. Aquí tuvo lugar uno de los acontecimientos más importantes de la ciudad, en 1989 una manifestación contra la brutalidad policial inició la Revolución del Terciopelo y la caída del comunismo.


Josef. Barrio judio

Podéis visitar un total de 5 sinagogas además el cementerio judio. La más bonita sin duda alguna es la Sinagoga Española con un gran parecido a La Alhambra de Granada por su decoración morisca. Aunque  personalmente la Sinagoga Pinkas también me impresionó bastante. En ella se pueden ver todos los  nombres de personas que habían sido llevados a los distintos campos de concentración. Y esto ocupaba todas sus paredes, lo cual hacia aun más palpable la gran cantidad de gente que sufrió esa barbarie. Según datos que he recogido de internet fueron un total de 77.297 judios asesinados por los nazis. 

También llamo mi atención un apartado donde había dibujos de los niños que estuvieron ahí recluidos. Si tenéis suficiente tiempo, os recomiendo que visitéis uno de éstos campos de concentración, como Terezin que esta a tan sólo a 1 hora. (En mi web: La maleta de fotos podréis leer un artículo que he escrito sobre él llamado : "Un día en un campo de concentración" )

Alrededores de Praga recomendable para visitar:

Kutna Hora. Es donde se encuentra el famoso osario y el pueblo (Sedlec) que es bastante pintoresco y bonito. Esta a 1 hora aproximadamente y se puede  coger el antiguo tren que sale desde la estación Hlavni Nadrazi.

(Cuando llegas a la estación de Kutna Hora, parece que te deja tirada en un descampado cualquiera.  A mi me recordó a las típicas escenas de las películas bélicas donde se ve a una muchedumbre con cara sombría compartir el vagón de mercancías. Al bajar todas sus pertenencias estaban en unas maletas grandes que cargaban a cuestas, y se les veía andando por los raíles hasta donde quiera que fueran)





(W.C del tren. Como véis muy moderno ^^)
Desde la estación se coje un bus que te deja en el osario. Ahí mismo antes de llegar a la capilla del cementerio donde se encuentra, hay una oficina de turismo donde os venden un mapa y os explican muy amablemente todo lo que tenéis para ver, así como información del transporte de vuelta y desde que estaciones urbanas cojerlos.

El osario cuenta a modo de "decoración" con unos 40.000 esqueletos que estuvieron enterrados en el cementerio y que en la actualidad son parte de sus paredes, hasta hay una lámpara hecho con esqueletos o éste escudo que os muestro a continuación.


Os recomiendo hacer vuestra primera parada ahí, y luego coger el bus para que os lleve al pueblo, que esta a unos 3km aproximadamente. Parece que no esta lejos, pero andando es una caminata, asi que coged el bus.

Una vez que veáis el pueblo , hay un tren de cercanias que que os dejara de nuevo en la estación principal . Es también muy barato , menos de 1€ el billete y parece como una estacion abandonada , super antigua, de madera, pero en funcionamiento.





Cesky Krumlov. Es Patrimonio de la Humanidad y hay que ir a visitarla, si o si. Esta a unas 3 horas aproximadamente y aunque sea una excursión un poco más lejana que el resto, merece la pena ya que es realmente precioso.


Para ir se coje el autobús desde la estación Florence con la compañía de autobuses Student Agency. (Son los amarillos) . Muy confortables, y cuyo viaje se os hará bastante ameno ya que en el cabecero de delante vuestra tienen pantallas multimedia donde ver una película, escuchar música o jugar. Eso si  recomiendo sacar el billete con bastante antelación ya que si no, puede que os quedéis sin sitio, ya que este trayecto esta bastante solicitado. Sólo tiene 4 buses durante el día, con lo cual no es algo que salga cada hora por si te quedas sin ticket poder subirte al siguiente, ya además las horas son bastante dispares. Desde las 7 , 11 , 15 y 19 horas. Recomiendo para aprovechar bien el dia irte en el de primera hora y venirte en el último. El precio es de unos 14€.

Patios interiores del castillo

Mientras la guía hablaba en checo yo aproveche a realizar fotografías prohibidas
en el interior del castillo...

Como monumento importante tiene el castillo, que se divide en 2 recorridos. Pero  al no estar la visita disponible en español, decidimos sólo ver una de las áreas de éste. Para nuestro asombro, en inglés era mucho más cara. Asi que optamos por la de habla checo, que aunque evidentemente no entendimos nada lo vimos por dentro y luego nos dedicamos a disfrutar de la ciudad con toda la calma del mundo.

Vistas de la ciudad dando un paseo por el bosque

Reloj de sol
Lo que voy a recomendar encarecidamente es una tienda que hay de antiguedades, que esta habilitada como una especie de museo, donde a la vez puedes comprar cosas, como replicas de antiguos carteles metálicos.




Por lo demás, sumergiros en la antigüedad de sus calles, dar un paseo por los jardines del palacio, cruzar por el puente Na Plasti para subir al mirador, e ir a comer tranquilamente al lado del río Vltava , mientras disfrutáis de la paz que ahí se respira a pesar de ser un sitio totalmente turístico.









Tezerin: Es el campo de concentración que os mencioné antes. Esta a 1 hora aproximadamente. Como tiene varias zonas a visitar decir que se tarda en ver en unas  4/ o 5 horas. Además del campo de concentración, esta el crematorio, otra  exposición con  dibujos realizados por los niños que estuvieron en el campo, así como fotografías, historia de los hechos,  y objetos o vestuario de la época entre otros.


Si queréis ver más fotos de éste lugar pinchad en éste enlace de mi blog de fotografía:
LA MALETA DE FOTOS . También os hablo de las sensaciones que sentí pasando un día en un campo de concentración, así como la aportación de otros datos de interés. 



Se coje un autobús desde la estación de autobús Holesovice (Metro linea C, estación de metro con el mismo nombre) que os deja en la fortaleza. A la vuelta, desde el mismo centro del pueblo sale un bus que te lleva a Praga, la parada esta justo enfrente de la oficina de Turismo.

Mucha gente recomienda ir a Karlory Vary que estas a unas 2 horas aproximadamente, pero al que yo no fui ,ya que aunque se trata de uno de los balnearios más famosos que existen, quería aprovechar el tiempo en ver otras cosas que creo que merecían más la pena, y estaban más cerca.

Después de haber agotados nuestros días en Praga, ya de vuelta en el avión le preguntamos a gente, y sus opiniones a cerca de éste lugar no eran muy entusiastas. Supongo que si un sitio curioso, pero nada fuera de lo normal, por lo que me alegre de haber hecho un itinerario como el que habíamos escogido. Y como a Praga no se va todos los días, creo que esta visita se puede suprimir y cuando llegues a España, os vais de relax a cualquier Spa, cosa que os hará falta, porque otra cosa no, pero andar, vais a andar bastante…


Donde comer o tomar algo:

Para comer realmente no os sabría que sitio recomendar, ya que no apunte los nombres de los restaurantes que más me gustaron. Quizás también porque me dio la impresión de que durante nuestra estancia estábamos comiendo el mismo estilo de comida típica,  y tampoco es que hubiera demasiada variedad para elegir de su gastronomía.

Si acertamos bastante con una carne asada que hacen, que veréis en las terrazas comer a la gente , pinchado en una especie de pincho donde se ha hecho a la brasa. La carne esta riquísima, crujiente y sabrosa. Tiene que engordar un montón jeje.

Hay algo que debéis de saber, la propina es obligatoria y no esta incluida en la cuenta. Así que os lo harán saber si no lo habéis pagado, es un 10% del total de vuestro recibo. En algunos sitios también te cobran a parte, el cubierto y aperitivos que os pongan sin vosotros pedirlo. Así que si no queréis esos aperitivos o chupitos,  rechazadlos porque sino vuestra cuenta se verá considerablemente inflada.


Lo que si os voy a recomendar es la famosa taberna  U Fleku ( Kremencova 11) . Leyendo foros, vi que mucha gente la criticaba, porque decía que nada más que había borrachos. Pero al menos el día que yo fui, no me encontré con nada de lo negativo que había leído. Quizás es saber elegir el sitio donde te sientas, nosotras nos fuimos al patio que tenía  un ambiente familiar.


Ahí había  un montón de mesas largas y animado por varios hombres cantando canciones tradicionales a ritmo de acordeón. A mi el sitio me  recordó, al Pimpi de Málaga que es una de las tabernas de vino más famosas de la  ciudad donde vivo en la actualidad. Consta de dos plantas y varias salas, donde la gente se pone “fina” con el fino XD.

También os voy a recomendar que os comáis el bocadillo de salchichas típico que venden en cualquiera de los puestos de la plaza vieja al lado  del reloj astronómico. Más que por el bocadillo, por el ambiente que se cuece ahí. La verdad que fue la zona que más me gustó y además a lo largo del día había pequeñas actuaciones a cambio de alguna moneda y el aplauso del público.


Todos los turistas esperando a que de las campanadas
el reloj de la plaza vieja para ver el espectáculo.


Me gustó especialmente un grupo de 4 chicos que hacían versiones de canciones actuales,  pero con instrumentos de cuerda clásicos como el violín. También me gustó mucho un rabino anciano que tocaba un instrumento singular, mientras algo así como unas oraciones cantadas inundaban la plaza vieja de magia y pompas gigantes, y  algún que otro número acrobático.  

Datos de interés:

1€ equivale aproximadamente a : 25.85 coronas checas
El teléfono de la Embajada de España en Praga es el siguiente:

224311222/ 224311440

Para llamar por teléfono desde tu móvil español tienes que marcar el siguiente prefijo:
00420 + número local 

Dicen que es aconsejable llevar encima una fotocopia del pasaporte/dni, en vez del original por si lo pierdes.



Cómo ir desde el aeropuerto al centro de Praga. Taxi o transporte público.


Contratamos el taxi a través de Internet con la compañía Tip (Transport in Prague) (Tened cuidado y mirad bien que estáis contratando esta compañía, porque hay otra con nombre similar que no tenia muy buenas opiniones).

Todo fue muy correcto. Indico esto, ya que algunos taxistas en Praga no tienen muy buena reputación. Más que nada porque por lo visto hay muchos sin licencia, o sea que no son legales y te pueden timar . Por lo menos se habla mucho de ello en los foros y la verdad que te da un poco de miedo e inseguridad.  

Nos vino a recoger una chica taxista, lo que cual a la hora que llegamos que fue bien entrada la madrugada  y con todo lo que habíamos leído por Internet nos tranquilizo mucho. El pago lo hicimos en euros tal y como habíamos acordado previamente. 

El trayecto costó 19€ y tardo unos 30 minutos. Recomendable sin duda esta compañía. Cuando salimos del avión , nos estaba esperando en la salida con nuestro nombre y apellidos , junto con la dirección de nuestro alojamiento. Como en las películas vaya, al menos a mi , nunca me habían esperado con un cartelito con mi nombre ^^. 

También dicen que no es aconsejable  coger un taxi en la calle, sino que previamente se le haya llamado y dado la dirección donde tiene que recogerte.

Teléfonos de distintas compañías:

Profitaxi + 420 (844 700 800 )
Cititaxy + 420 (257 257 257)

El avión con el que viajamos desde Málaga fue la compañía Smartwings la cual era la única que tenía vuelo directo. Eso si , a la ida llegaba de madrugada, pero tuvimos suerte ya que la persona a la que alquilamos el piso , no tuvo inconveniente con ello, y nos mando a una persona para la entrega de llaves.




Lo único malo de ésta empresa es que tiene fama de tener retrasos, y así efectivamente fue, tanto a la ida como a la vuelta, de unos 40 min aproximadamente. Por decir algo positivo, es que a diferencia de compañías de low cost son muy confortables, asientos amplios, te dan de almorzar/cenar, y puedes facturar gratis hasta 15kg y subir a cabina otros 5kg. Cosa que es de agradecer, ya que de la otra forma, a mi al menos, me estresa sobre manera ir tan limitada, y cualquier extra te cuesta bastante.




Por supuesto que desde el aeropuerto al centro también puedes ir en transporte público. Para ello  tendrás que coger 1 autobús que te deja en la estación de metro Dejvická (Línea A-verde)  y de ahí coger el metro a tu alojamiento.

El trayecto del autobús puede llegar a tardar incluso 1 hora o más, dependiendo del tráfico que haya en ese momento. Aunque si hay poco tráfico puede tardar tan poco como el taxi.


Podéis comprar vuestros billetes de transporte dentro del metro, en unas maquinas expendedoras de color amarillo. Pero tenéis que tener en cuenta que éstas solo aceptan monedas. También los podéis comprar  en algunos establecimientos que se llaman Subway , que son las típicas donde se compra prensa, comida para llevar, etc.

El billete os sirve tanto para metro, tranvía, o autobús. Depende de a la distancia que vayáis os conviene comprar un tipo de billete u otro ya que existen de varios tipos.

Billete limitado 18 czk (0.70€ ) para viajes dentro de los 30 min posteriores a la validación
Billete limitado 26 czk (1.02€) para viajes dentro de los 75 min posteriores a la validación.
Billete por 1 dia : 100 czk (3.92€) para viajes dentro de las 24 horas posteriores a la validación.

Para volar lo hicimos con la compañía Smart Wings. Os recomiendo siempre que compréis un vuelo lo hagáis desde su página web directa, no a través de operadores sino os saldrá más caro ya que se llevan una comisión. Parece algo obvio, pero lo pongo de igual forma.

Cambio de divisas.
El mejor sitio para cambiar sin duda alguna es una vez que llegues al país. Yo recomiendo el banco KB de Praga. Hay diversas oficinas por el centro, al lado de la Torre de Pólvora tenéis una grande haciendo esquina.

Evidentemente también se llevan algo de comisión, pero para que os hagáis una idea del porcentaje yo pregunté en mi sucursal de España y se llevaban más del doble de comisión, comparado con lo que luego nos cobraron ahí.

En muchos sitios aceptan euros, por lo que cambiad el dinero que creáis que os vais a gastar, y si tenéis alguna urgencia podéis hacer el pago en nuestra moneda. Y como más recomendable el pago con tarjeta de crédito ya que el cambio es al precio real de cotización que haya en ese momento. No se llevan más, cosa que no ocurre cuando pagas en efectivo en euros, pero por eso he indicado que sólo hagáis uso de ésta práctica si no tenéis más remedio.


En cuanto a la Praga Card no te merece la pena comprarla, ya que no incluye los sitios más famosos. Tan solo el castillo, pero que si hacéis cuentas, podréis comprobar que a no ser que vayas a ver todo lo que te ofrece la tarjeta (cosa que no te dará tiempo, si vas por pocos días), no trae cuenta. Y si además vuestro alojamiento esta en la zona 1 o 2 , no aprovecharéis el transporte gratis que va incluido en la card, ya que todo es bastante accesible a pie y no merece la pena coger transporte de un sitio a otro con distancias tan cortas. Además en la tarjeta te ofrecen muchas cosas que son un poco irrelevantes diría yo, o incluso ¡gratis!


Alojamiento:

Siempre aconsejo lo mismo a la hora de buscar alojamiento. Buscad un sitio que este lo más céntrico posible. Aunque salga un poco más caro, luego te sale mejor, porque te ahorras tener que comprar los abonos de transporte. A la vez , y más importante, pérdida de tiempo en tener que desplazarte lejos.

Nosotras alquilamos un piso a través de la web: Wimdu. Es una alternativa a los hoteles lo cual recomiendo porque es muy fácil de usar, tiene buenos precios, y al menos la persona que me atendió por teléfono llamado Fabio fue todo un encanto y resolvió con eficacia unos inconvenientes que ocurrieron durante la reserva.

Cuando finalizas tu reserva te aparece su comisión pero suele ser alrededor de unos 25/30 euros, que creo que merece la pena, ya que tienes la comodidad de un piso con su cocina y mucho más espacio e íntimo.

Nos alojamos en la zona Stare Mestro y fue todo un acierto. Desde el ático pudimos divisar unos atardeceres preciosos , que es con el que me despido de este post esperando que os haya gustado, y sobre todo pueda servirle de ayuda  a gente que viaje a esta hermosa ciudad.
(!Si tenéis un hueco en la maleta yo repito!) 


****

Todas las fotos de éste post han sido realizadas por mi. Si te gusta alguna puedes ponerte en contacto conmigo para su adquisición, así como visitar mi cuenta de flickr

Si lo deseas también puedes ver mis otros post viajeros:

O ver mis fotos de viajes en mi web LA MALETA DE FOTOS 



Fuentes de información y agradecimientos:

Guia visual El pais Aguilar
Diskuse.wordpress.com

2 comentarios:

Marta dijo...

Muchas gracias por toda la información, Praga es uno de mis viajes pendientes.

Síndrome Coleccionista dijo...

!De nada! Espero que te sea útil. Estoy segura que cuando vayas te encantará:)

Quizás te interese también esto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...