¿Por qué ser feliz cuando puedes ser normal?

Abandonar el hogar solo puede suceder porque hay un hogar que abandonar. El acto de abandonarlo nunca es una mera separación geográfico o espacial; es una separación emocional, deseada o no . Firme o contradictoria.

Autor

Para el refugiado, para el sin techo, la ausencia de esta coordenada fundamental para ubicar el yo tiene unas consecuencias muy graves. En el mejor de los caos, se puede controlar, compensar en cierto modo; en el peor de los casos , una persona deubicada no sabe adonde ir, literalmente , porque no hay un norte real. La brújula no tiene aguja. El hogar es mucho más quen refugio; el hogar es nuestro centro de gravedad.

Autor
Un pueblo nómada aprende a llevarse sus hogares consigo, y los objetos familiares se despliegan o se reconstruyen de lugar en lugar. Cuando nos mudamos de casa, nos llevamos con nosotros el conceptro invisible de hogar, que es un conceptro muy poderoso. La salud mental y la estabilidad emocional no requieren que permanezcamos en la misma casa o en el mismo lugar, pero requieren una sólida estructura en el interior, y esa extructura se construye en parte con lo que sucede en el exterior. El interior y el exterior de nuestras vidas son el caparazón en el que aprendemos a vivir.


Cruzar el umbral es entrar en otro mundo - el del interior o el del exterior- y nunca podemos estra realmente seguros de lo que hay al otro lado de la puerta hasta que la abrimos. Todo el mundo ha soñado alguna vez con puertas familiares y habitaciones desconocidas. A Narnia se llega cruzando una puerta en un armario. En Barba Azul hay una puerta que no se debe abrir. Un vampiro no puede cruzar un umbral protegido con ajos. Abre la puerta de la pequeña Tardis y dentro hay un espacio enorme y cambiante.

Autor

La tradición de entrar en la nueva casa con la novia en brazos es un rito de paso; se deja atrás un mundo, se entrar en otro. Cuando abandonamos el hogar paterno, inlcuso hoy en día, hacemos algo más que salir de casa con una maleta. La puerta de nuestra casa puede ser una cosa maravillosa , o una visión...


Extracto del libro: "¿Porqué ser feliz cuando puedes ser normal?" de Jeanette Winterson
Fotos de mi grupo de flickr llamado : Cotidiano Home Coleccionista

4 comentarios:

M.R dijo...

Me encanta tu blog. Es muy completo, interesante y agradable :)

Síndrome Coleccionista dijo...

Vaya muchas gracias! Que bonito escuchar eso:)

Un abrazo,
Maria

Amarilla Frankenstein dijo...

Desde que la casa de mis padres se volvió algo ajeno mi sentimiento por el mundo siempre ha sido nómada. No he parado, aquí y allá sin darle importancia al hogar. Desde que he sido madre ya hace 14 meses, Maio mi hijo me ha echo aterrizar y he comprendido la importancia del espació en el que vivimos en cada instante, que por muchos lugares bonitos que haya cruzado siempre han estado vacíos. Ahora me he quedado en un mismo lugar, soy una aprendiz para cuando vuelva a la vida nómada pueda moverme con el hogar.
Me ha encantado tu blog y al leer este post he tenido la necesidad de contarte lo feliz que me hacían ahora tus palabras.

Síndrome Coleccionista dijo...

El hogar sin duda alguna, es algo de vital importancia, que quizás sólo cuando alcanzamos cierta edad nos damos cuenta, y nos damos cuenta de que es algo más que eso. Un refugio, guarida, un bálsamo para el alma. Un lugar al fin y al cabo, donde esperamos sentirnos seguros y recibir esos cuidados que sólo los padres saben darnos para protegernos...

Me alegro que te hayas pasado por aqui y me hayas contado tu gran historia. Muchas gracias por tus palabras, ahora me has hecho tu feliz a mi, por decir que yo te he hecho sentir esa felicidad dentro de ti:)

Un abrazo,
Maria

Quizás te interese también esto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...