André Kertész y la tristeza de la fotografía en blanco y negro como nunca antes habías visto

Una vez leí que lo que el fotógrafo fotografía nos puede decir muchas más cosas sobre el autor, que el legado  que dejó plasmado en  papel en que ni siquiera aparece, sino que son otros los protagonistas.

Puedo imaginar tanto a cerca de André Kertész que me siento una intrusa de su intimidad. Le imagino tan solo como sus personajes y objetos. Paseando por Budapest -su ciudad natal- tan abandonado y tan herido como la pierna ortopédica y la certeza de que su trabajo no fue lo suficientemente valorado.

Tan melancólico y sin embargo a veces feliz como la chica montando en su columpio, o el niño rodeado de periódicos sacados de la basura.

Puedo inventarme una historia para cada foto, pero temo que no concuerde con la realidad, o que ésta superé a la ficción...






           








¿Si os tuvierais que identificar con alguna foto con cual lo haríais?

4 comentarios:

Inventia (Rosalía López) dijo...

Son unas fotos preciosas y muy meláncolicas. Y tienes razón, cuentan una gran historia :)

sindrome coleccionista dijo...

Me alegro que te hayan gustado:) Ya solo falta contar alguna de las historías inventadas...

Claudia Martinez dijo...

La de la chica en el columpio o la de la pareja. Me identificaría con esas dos (:
Jaja la del perro en el balcón es tan chistosa, algo tiene la fotografía en blanco y negro queme fascina.

Gracias por compartir :D
Saludos

sindrome coleccionista dijo...

Ambas son muy bonitas:)
El blanco y negro transmite tanto...
Gracias a ti por comentar!

Quizás te interese también esto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...