Aniversario del autor de El Principito y otras historias de aviación

El pasado 31 de julio fue el aniversario de la muerte del escritor de uno  los libros más famosos de la Historía: El Principito.


Aunque más conocido por ésta faceta que por la de su profesión  éste murió en un accidente aéreo estrellandose en el mar con tan sólo 44 años de edad. 

A parte del Principito escribió más libros pero ésta fue su obra más reconocida, donde da vida a un personaje que al igual que él es aviador y asi mismo tiene igualmente un  accidente en el desierto como tuvo él en alguna ocasión.

Creo que El Principito es un libro que hay que leer dos veces en la vida, una siendo niño y otra adolescente para comprender realmente todo ese mundo de metáforass que el autor nos quiso dejar.
Anteriormente ya puse en el blog un par de fragmentos que son mis favoritos. Para leerlos pinchad Aquí en el enlace y os llevará directamente a ellos.

Autor


El libro a parte de haber sido traducido a 80 lenguas también esta disponible en braile:




Y aquí una versión del Principito en  nuestros tiempos:

Esta es una foto de Antoine de Saint- Exupéry junto a su esposa que también tuvo un lugar simbólico en el libro del Principito. Ella representaba la figura de la rosa... ¿os lo hubieráis imaginado? Yo no... pero wikipedia como siempre te da una información muy detallada de algunas cosas:)

Noticias de última hora y mi afán por rebuscar siempre noticias nuevas, me hicieron dar con éstos Textos inéditos hallados .


Pero Antoine no fue el único aviador que me llamó la atención. Recuerdo de pequeña  mi madre me compró un tebeo del Pato Donald donde Goofy (el perro) era Leonardo Da Vinci. Asi era ella, nos enseñaba cosas pareciendo un juego. Y asi mediante ese tebeo me fascino éste polifacético artista multidisciplinar, donde lo mismo te pintaba La Monalisa como se inventa un artefácto para volar.


 !Y aquí si que me entusiasmo! Recuerdo que quise emular su salto desde una silla para ver si extendiendo mis brazos y agitándolos podía realmente volar. Evidentemente esto no sucedió, por lo que me puse una especie de trapo largo a modo capa como había visto hacer a Coco en Barrio Sesamo o visto en una de las primeras películas que ví en el cine: Superman. (¿En qué estaría yo pensando? ... Espero no ser la única niña de 8 años que hiciera esto...)

De nuevo sin suerte... pero yo tenia metido en la cabeza que si a Da Vinci le habían tomado por loco por hacer este tipo de cosas pero luego sin embargo había logrado tanto,  yo quizás podría conseguir también algo.


Creo que a partir de ahi pude desarrollar una de lo que creo que puede ser una de mis virtudes que es la tenacidad. Si quiero conseguir algo, más tarde o más temprano suelo lograrlo.(A no ser que sea algo imposible, o que pierda el entusiasmo). Aunque al igual que él también empezó y dejo por hacer muchas cosas...

Después de Leonardo, me empezaron a llamar la atención otros personajes históricos relacionados con la aviación o incluso más allá : el espacio. Y todos ellos tenían bonitas aunque también trágicas historías detrás.
Así pues captaron mi interés tanto Amelia Eathart como Gangarin. 

La primera, -por su personalidad inquieta-, vislumbrada desde su infancia, se decia jugaba a cosas atribuidas en aquellos tiempos a los chicos (aunque creo que hoy en dia tienen esos mismos pensamientos algunas personas un poco arcaicas). También desde pequeña creo que empezó a saber lo que quería ser de adulta. Hacer historía en un mundo manejado por hombres. Coleccionaba con gran afán recortes de periódicos de mujeres famosas que sobresalían en actividades tradicionalmente protagonizadas por hombres.


Durante la Primera Guerra Mundial trabajo como voluntaria de enfermera donde atendió a los pilotos heridos en combate y aunque le entró bastante curiosidad una vez hubó visitado también el Campo Aereo Real , el momento definitivo fue cuando asistió a un espectáculo de aviones en Long Beach.
Consiguió que la llevaran a bordo de un biplano en el que voló durante diez minutos sobre Los Ángeles.
En ese corto espacio de tiempo estoy segura que experimentó algo muy especial, ya que a partir de ahí ella quiso ser piloto.

Años después ya era bastante conocida y se le llegó a reconocer como una de las mujeres piloto más importantes de Estados Unidos. Con ello queda una vez más constante, que a pesar de que su instructora no le auguraba mucho futuro, ella nunca desistió en su sueño y logró con tesón lo que en su día se propuso. Fue la primera mujer en cruzar el Oceano Atlantico
Más bien esto supusó también el fin de su corta vida ya que al igual que la mayoría de los pilotos de esa época murió en accidente, aunque hay muchas especulaciones alrededor de su desaparición ya que el cadaver no fue encontrado...


Adventure is worthwhile in itself.

"Las mujeres deben intentar hacer cosas como lo han hecho los hombres.
Cuando ellos fallaron sus intentos deben ser un reto para otros"



Para terminar este post. Que mejor que hacerlo que con la sonrisa de Gungarin  y un extracto de texto escrito por Rafael Caumel.

"De pequeño quería ser cosmonauta. Nada de astronauta, esa versión espacial de vaquero rumiante de chicle, sino cosmonauta, un auténtico pionero. Mi ídolo era Gagarin, cuya sonrisa sencilla y franca me sigue dejando absorto; ni Armstrong, ni Collins ni Aldrin, ni los tres juntos supieron sonreír como él. La de Yuri era la sonrisa de la conquista sideral.

                                     

Conforme crecí, mi sueño se fue moderando. En mis últimos años de EGB, de camino hacia el almacén donde mi padre me obligaba a pulir piedra como compensación por mi capricho de ir al colegio, intuí que aquella marmolería era la única nave que iba a pisar. Sin embargo, quedaba la vía teórica. No importaba cuántas planchas de mármol tuviese que pulir, yo iba a ser ingeniero aeronáutico. No iría al espacio, pero ayudaría a que otros fuesen.

                                       

La pequeña historia de mi sueño había comenzado con la llegada del hombre a la Luna y terminó en la época de la estandarización de los vuelos en lanzadera.El proceso de declive de la carrera espacial fue paralelo al de mi carrera imaginada. De alguna forma, el paulatino apaciguamiento del mundo coincidió con el mío.Por supuesto, no fui consciente de este proceso paralelo; a veces, incluso me sorprendo diciendo que soy un hombre que se ha hecho a sí mismo. No es nada extraño: como la mayoría, soy experto en enterrar sueños. Tan eficazmente lo había olvidado que, cuando el pasado verano hice un viaje a Moscú, estuve a punto de irme sin haber visitado el Museo de la Cosmonáutica...

(Para leer el texto al completo pinchad en el enlace anteriormente dispuesto para ello)




*Cuando Gagarin baja a la Tierra después del primer viaje un periodista le pregunta si ha visto a Dios en el espacio.Y Gagarin dice: Sí, yo he visto al camarada Dios en el espacio, y me ha dicho que les diga que no existe...


Si os gustó ésta entrada quizás os gusté también éstas otras dos donde descubriréis cosas curiosas sobre los primeros visitantes, la perra Laika en el espacio, los eclipses o algunos consejos para fotografiar la luna cuando esta llena.

¿Os han gustado mis ilustres personajes? ¿Cuál añadiríais a la lista de los ya enumerados?

8 comentarios:

TUiLLO dijo...

Hola María.
Vi tu comentario porque me llega al mail, en el blog se ha borrado :/
Sólo quería saludarte, me alegro de que te guste el blog y yo también sigo el tuyo ahora porque me ha gustado ;)

Carmen dijo...

Me ha gustado mucho el post. Y me ha fascinado el libro en braille :)

¡Besitos!
milowcost

Joy dijo...

Primero,decir que he descubierto recién el blog y he quedadof ascinada.

Segundo, EL Principito no sólo me parece un libro hermoso, sino que es muy especial para mí, pues fue el primer libro que leí, el primero que me regalaron, cuando hacía no mucho había aprendido a leer.

Es cierto que con el tiempo lo releí varias veces y comprendí muchos de sus mensajes ya de un poco más grande, pero todavía recuerdo ese día en que me lo regaló mi tío, que estaba en el auto de mi papá, tenía las uñas pintadas horriblemente (me las pintaba yo) de azul, y no paraba de hojearlo, más que nada por sus ilustraciones.

En fin, saludos. Te sigo.

Helena Sada dijo...

El Principito es un libro que nunca está demás releer de cuando en cuando, para recordar aquello que en verdad es importante.

sindrome coleccionista dijo...

Gracias Tuillo, entonces es mutuo!:)

sindrome coleccionista dijo...

Me alegró que te gustará Carmen:)

*Cuando viaje a Paris en algunas calles había inscripciones en braile ... la verdad que me llamó la atención

sindrome coleccionista dijo...

Joy que bien hacerte regresar tan lejos a tu infancia:)

Saludos y muchas gracias!

sindrome coleccionista dijo...

Toda la razón Helena :)

Quizás te interese también esto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...