Javier Aramburu y la importancia del diseño gráfico

Cuando mi mirada recorre las estanterías de libros del FNAC mis dedos se suelen detener en las portadas que más llaman mi atención. Por eso creo que parte del éxito de la venta de un disco o libro, bien puede ser también gracias al diseñador que haya hecho la portada.

Una de mis pasiones son los libros, nunca me haría con uno digital. Porque lo que me gusta es tenerlo entre mis manos, hojearlo, ver las fotos, olerlo, doblar la página por la que me he quedado, y dejarlo encima de la mesita de noche.

Con la música me pasa otro tanto de lo mismo, desde que me levanto estoy escuchando música.
En el coche, cuando llego al trabajo, cuando me ducho, la música se encuentra por todos lados.
Sin embargo esta vez he de confesar que cometo un pequeño pecado y es que no suelo comprar música original, sino que me la descargo...

Muchos grupos para incentivar su adquisición, dejan en manos de ilustradores sus discos que convierten en auténticas joyas de coleccionistas portando un libreto y diseño de los mismos que seguramente te harán pensar en adquirirlo…

Uno de mis favoritos  es : Javier Aramburu  el cual ha hecho portadas de discos a gente como La buena vida, Los planetas o Vainica Doble entre otros. 





Para quien no lo sepa, Javier Aramburu es el mismo que conformaba una de las partes del grupo Family. Quizás sólo algunos os acordéis de él y su fugaz primer y último disco llamado Un soplo en el corazón. Sus canciones denotan melodías que te llevan a otro lugar. Sin duda alguna es ver sus últimas ilustraciones de una reciente exposición que tuvo lugar el pasado diciembre en Madrid, y es unir todo en uno. La delicadeza de sus trazos me llevan a su voz y las letras de sus canciones a un lugar imaginario donde vivir...




Despido ésta entrada con una de mis canciones preferidas
 (Quizás por mi sueño de viajar algún día al Ártico
 por culpa de la película Los amantes del Círculo Polar )

Se llama "Viaje a los sueños polares" (Click para escuchar)

Cuando pesen demasiado la rutina
El trabajo y la vida en la ciudad
Nos iremos en un viaje infinito
Con esa tonta sensación de libertad

Hacia el fondo de ese mundo del que me has hablado tanto
Paraíso de glaciares y de bosques polares
Donde miedos y temores se convierten en paisajes
De infinitos abedules de hermosura incomparable

Dibujamos sobre un mapa imaginario
Autopistas de gran velocidad
Nos invade una ilusión desconocida
Y nuestra única intención es avanzar

Hacia el fondo de ese mundo del que me has hablado tanto
Paraíso de glaciares y de bosques polares
Donde miedos y temores se convierten en paisajes
De infinitos abedules de hermosura incomparable

Donde siempre te querré





**********************************


Si te apetece suscribirte a mis entradas y recibirlo en tu email. Pincha: AQUÍ

También estoy en Facebook e Instagram

Mis otros blogs:

www.lamaletadefotos.blogspot.com (Fotografía personal)

3 comentarios:

PULGACROFT dijo...

Opino lo mismo que tú sobre los libros y la música y confieso que soy otra pecadora más pero es cierto que un buen diseño no decide muchas veces a la hora de comprar o no un libro o un disco.
;)

sindrome coleccionista dijo...

Es verdad, a veces el diseño de la portada es mucho mejor que el libro en sí. En este caso el trabajo del que lo ha hecho ha logrado su objetivo atraer tu atención ;)

Maldito Columpio dijo...

Tienes razón, pero la portada tiene que ser espectacular para que te compres un libro de un autor del que no sabes nada :)

Aqui te mando el link al blog de Daniel Gascón, el escritor para el que hice la portada. Entre otras cosas aparecen algunos cuentos del libro: http://danielgascon.blogia.com/temas/cuentos.php

un abrazo
clara

Quizás te interese también esto:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...